El Gobierno de Estados Unidos solicitó al de Venezuela que le permita acceder a los directivos de la refinería Citgo que fueron detenidos y que tienen nacionalidad estadounidense.

El año pasado el régimen venezolano detuvo por presunta corrupción a seis altos ejecutivos de la refinadora venezolana que opera en Estados Unidos; cinco de ellos son ciudadanos norteamericanos.


Un funcionario del Departamento de Estado señaló a Reuters que la embajada de Estados Unidos en Venezuela pidió a las autoridades venezolanas que otorguen acceso consular a los detenidos.

AQUÍ LO DICE DONALD TRUMP CLARO Y RASPAO:

“Pedimos al Gobierno venezolano que lo haga de inmediato de conformidad con la Convención de Viena sobre relaciones consulares”, señaló.

De acuerdo con el usurpador fiscal general de Venezuela, Tarek Wiliiam Saab, los seis miembros de la directiva de Citgo están detenidos en la sede de contrainteligencia militar de Venezuela.

Por su parte, Nicolás Maduro aseguró que el Gobierno de Donald Trump habría pedido la liberación de los funcionarios, pero juró este miércoles que serían juzgados como “traidores, corruptos y ladrones”.

El régimen asegura que los directivos buscaron beneficiarse de un acuerdo financiero que era “perjudicial” para Venezuela.

Según la agencia de noticias Reuters, fuentes del sector petrolero aseguran que los arrestos se deben a una decisión de Nicolás Maduro de apartar a sus rivales del chavismo y así “aumentar su control sobre las empresas con mayores ingresos” del país.

Los delitos que se le imputan a los seis directivos son peculado, legitimación de capitales y asociación para delinquir.

Cabe destacar que Citgo es una filial de la estatal petrolera PDVSA y posee sus propias refinerías y oleoductos en Estados Unidos.

Las recientes acciones forman parte de una supuesta “cruzada” contra la corrupción que asumió Saab una vez que asumiera ilegítimamente el cargo como fiscal general de Venezuela.

Sin embargo la oposición ha asegurado que el régimen no tiene intenciones de erradicar la corrupción, sino por el contrario afirma que con estas detenciones han salido a relucir las pugnas internas por la administración de PDVSA.

Además con estas detenciones Saab busca montarle una “guerra” a su antecesora, Luisa Ortega Díaz, al tratar de demostrar que durante su gestión dichos casos de corrupción en PDVSA quedaron impunes; sin embargo, Rafael Ramírez quien fue presidente de la estatal petrolera por 10 años con casos de corrupción y lavado de dinero a su alrededor, se mantiene en libertad y es representante de Venezuela en la ONU.

 

FUENTE: PANAM POST



Dejanos tus comentarios

Comentarios

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here