El volante, quien ingresó en el segundo tiempo y duró sólo seis minutos en el partido, dio un triste diagnóstico. La lesión fue confirmada por el cuerpo médico.

Para Fernando Gago las lesiones son un karma. El volante central de Boca regresaba a la Selección, pero apenas duró seis minutos en el partido ante Perú. Le dio un pase a Lionel Messi en la mitad de la cancha y el botín derecho se le clavó en el césped y su rodilla derecha hizo un movimiento poco ortodoxo.

“ME ROMPI LOS CRUZADOS”

IMAGENES FUERTES


 

“Me rompí los cruzados”, se le leyó en los labios minutos después a Gago.

Llorando, Gago salió al trote y fue atendido por los médicos de la Selección que le indicaban que no siguiera jugando, pero el futbolista, a los gritos, les pidió que le pusieran un vendaje. “No importa, no importa”, gritaba con impotencia y bronca.

Gago salió a jugar otra vez, pero apenas tocó una pelota y dejó en evidencia que no estaba apto para continuar con el partido. Enzo Pérez lo reemplazó enseguida y Argentina se quedó sin cambios. El de Boca apenas duró seis minutos en la cancha.

Minutos después de finalizado el partido, a través de Twitter, se confirmó la lesión: “Fernando Gago sufrió la ruptura del ligamento cruzado anterior y ligamento lateral interno de su rodilla derecha”.



Dejanos tus comentarios

Comentarios

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here