La mañana del lunes, se efectuaron reuniones en Londres, Panamá y Caracas para evaluar los escenarios. Los accionistas manifestaron de inmediato su preocupación por el futuro de la compañía. Pese a que por esta elección del 30 de julio el CNE firmó un contrato por $60.000.000, según dato publicado por el medio Konzapata, para Mugica y los otros directivos se ponían en juego negocios existentes y los futuros a acordar con otros países.

¡NO TE PUEDES PELAR ESTE VIDEO!

El lunes en la tarde, uno de los directivos de la empresa presentó ante las autoridades del ente electoral, la propuesta de efectuar una auditoría para validar los resultados. Ante ese planteamiento, no hubo una respuesta afirmativa.


Uno de los aspectos que también llamó la atención de Smartmatic es que pasadas 24 horas, a las 10 de la noche del lunes, aún el CNE no había divulgado los resultados por mesas, una actividad que regularmente se realizó a la medianoche del día del proceso o a la mañana siguiente desde 2004. Al momento de la redacción de esta nota, pasada las 60 horas del cierre de los centros electorales, no aparecen esos resultados por mesas en la página del organismo electoral.

Hasta este miércoles, los directivos de la empresa experta en sistemas de votación no habían querido declarar públicamente, pues se dieron un tiempo para hacer la investigación, esa que reveló la diferencia de al menos 1.000.000 de votos entre los resultados del CNE y el análisis de Smartmatic, que la firma dio a conocer desde Londres. Pero la cifra puede crecer, al igual que el desprestigio del CNE, en las próximas horas.

La mañana de este martes, Antonio Mugica, presidente Smartmatic, empresa de origen venezolano que provee del sistema de votación al Consejo Nacional Electoral, pero que hoy día tiene su sede principal en Londres, denunció que entre los resultados electorales dados por la máxima autoridad del ente electoral, Tibisay Lucena, y las estimaciones de su compañía, existe una diferencia de al menos 1.000.000 de votos.

“Gracias a la existencia de este robusto sistema automatizado de votación es que podemos saber, sin lugar a dudas, que en las pasadas elecciones de la Asamblea Nacional Constituyente hubo manipulación del dato de participación”, aseguró Smartmatic en un comunicado leído por Mugica en Londres.

Esta declaración de la empresa fue el resultado de horas de análisis de los escenarios que enfrentarían de quedarse callados ante lo que desde un principio observaron como irregularidades en la votación. Estaba en riesgo el prestigio de una compañía, que aunque nació en Venezuela, hoy en día es internacional y responsable de los procesos de votación en 12 países, entre ellos Brasil, Argentina y EEUU, donde participaron en las primarias del gobernante partido Republicano. El Pitazo tuvo acceso a información que revelan lo que ocurrió antes de hacer la denuncia.

Solo horas después de culminado el proceso electoral para la elección de los miembros de la Asamblea Nacional Constituyente, la duda existía entre los directivos y gerentes de Smartmatic. Tal como lo dijo el rector del CNE, Luis Emilio Rondón, ellos sabían de las fallas en las auditorías y el Sistema de Autenticación Integral (SAI). Por ejemplo, conocían que en el centro electoral habilitado por la contingencia en El Poliedro de Caracas, fallaron las captahuellas.

De acuerdo con la información obtenida, cuando llegaron los resultados de la elección, los representantes de la compañía solicitaron unos permisos para analizar la data recibida en la sala de totalización. Nunca se les permitió realizar tal operación alrededor de esos 8.089.320 votos. Esa cifra les pareció muy extraña.

 

VIA: RUNRUN.ES



Dejanos tus comentarios

Comentarios

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here