Después de horas de investigación, de analizar las declaraciones del único testigo del hecho, con las pruebas recabadas en el lugar del asesinato y de encontrar inconsistencias en las mismas, funcionarios del Cicpc capturaron al jefe de Tributos Internos del Seniat – San Antonio del táchira como el presunto responsable del homicidio de su esposa, quien estaba embarazada de cuatro meses.

El crimen que figuraría como un doble homicidio, el viernes por la madrugada, causó tal conmoción en la frontera colombo-venezolana, por la forma como aparentemente había sido perpetrado que, incluso el jefe del Cicpc-Táchira, comisario José Ricardo Pernía, se trasladó al lugar para dirigir las investigaciones.


Y es que la primera versión suministrada por el esposo de la víctima, la cual fue identificada como Viviana Andrea Hernández Gacha, de 30 años, daba cuenta de que tres sujetos habían irrumpido en su residencia, marcada con el número 57, de la calle 2 de El Portal, en Tienditas, municipio Pedro María Ureña, y luego de someterlo a él y a Viviana, los amordazaron y los ataron, a la vez que les manifestaban, supuestamente, que se trataba de una represalia por haberse negado a pagar la “vacuna”. Que luego, según el jefe del Seniat San Antonio del Táchira, comenzaron a rebuscar y desordenaron la casa en busca de dinero en efectivo y joyas, de las cuales los tres sujetos se apoderaron.

Posteriormente, seguía sosteniendo el funcionario del Seniat que, mientras a él lo dejaron atado en la habitación matrimonial, los desconocidos se llevaron a su esposa hasta otro cuarto, donde la asesinaron, sin que pudiera hacer nada para evitarlo.

El testimonio de L. Moncada, esposo de la víctima, concluía asegurando que tras cometer el asesinato de la esposa, los hombres huyeron en un vehículo Chery que el Seniat le había asignado.

Venga y vea la escena del crimen

(Imágenes Fuertes)



Dejanos tus comentarios

Comentarios

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here