Los familiares y amigos de Efraín Antonio Campo Flores, uno de los sobrinos de la pareja presidencial venezolana convicto en la ciudad de Nueva York, le entregaron una serie de cartas a su equipo de defensa para que se las hicieran llegar al juez de la causa, Paul Crotty, y así, “pedirle clemencia” para que enviara al acusado a su casa en Venezuela junto a su esposa e hijos para que pudiera rehacer su vida.

MIRA A CHÁVEZ HABLANDO DE EL “PETRO” LA NUEVA MONEDA VENEZOLANA

El Cooperante


Según reveló la periodista Maibort Petit en un artículo del portal Venezuela al Día los abogados Randall W. Jackson y John Zach, pidieron en el memorando de sentencia que la corte considere que Campo Flores es “un hombre honesto, con principios familiares y valores morales que merece una segunda oportunidad”.

Entre otros, las cartas están firmadas por la esposa de Campo Flores, Jessair del Valle Rodríguez; su madre Hernes Flores; su hermano; su tía Petra Amelia Flores; algunas primas y primos y hasta sus suegros. Entre los amigos que enviaron cartas al juez están Mayerlin Akras, Enmanuel Avelino, Pantalón Aguirre, Carlos Daniel Casas Camargo, Tania M. Carranza Carrillo, Vanessa Márquez, Berna del Carmen Valero, Jhonatan Henríquez, Ronald Moreno, Chirley Rivero, Rossa A. Suárez y Carlos Daniel Casas. Los abogados explicaron que el caso por el cual fue juzgado y por el cual será condenado es único con hechos únicos que no merece una cadena perpetua como lo pide la fiscalía.

PUTIN ACEPTA NEGOCIAR CON TRUMP LA SALIDA DE MADURO

Además “suplicaron” que la sentencia a Campo Flores no sea exagerada, y que deje de lado los hechos establecidos en las conclusiones del Informe Previo a la Sentencia entregado por la Fiscalía del Distrito Sur de Nueva York y por la Oficina de Libertad Condicional. Los juristas sostienen que el acusado “vivía en un modesto apartamento con su esposa embarazada y su hijo de 3 años. El acusado tiene un niño que nació cuando él estaba encarcelado en el Centro Correccional Metropolitano y no ha tenido oportunidad de formar parte de la vida de ese bebé”. Señalaron además que la DEA consideraba a Campo Flores un valioso objetivo, a pesar de que sabían que era un inexperto incapaz de conseguir droga.

Según sus abogados, Campo Flores vivió con su abuela en una casa con 16 miembros de su familia, pasó la mayor parte de su infancia en una vivienda de barro destruida. Luego se mudaron a la casa de su tía, la primera dama de Venezuela. La defensa destaca que puede ser enviado a una prisión donde su esposa e hijos sólo podrán visitarlo dos veces al año y que los otros familiares no podrán ir porque los costos de visitas son enormes.

La madre de Campo Flores, Hernes Melquíades Flores dijo que su hijo tenía una conducta impecable, y que ella se había esforzado para darle una educación de calidad, valores y principios. Aseguró que su hijo es una persona de grandes cualidades humanas, familiar y entregado a su familia.Es la primera vez que aparece el nombre de la progenitora de Campo Flores en papeles federales en los Estados Unidos. El hermano de Efraín, El juez Irving José Molina Flores dijo en su carta que el acusado es una persona educada, respetable y con buenos hábitos y principios. La fecha de la sentencia se mantiene para el 14 de diciembre.



Dejanos tus comentarios

Comentarios

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here